Cómo alimentar la excitación sexual en la pareja.

CONTENIDO

1. ¿Cómo Alimentar la Excitación Sexual en la pareja?

1.1. Consejos para mejorar

2. ¿En que beneficia las Fantasías Sexuales?

2.1. Refinamiento

2.2. Variedad

2.3. Tranquilidad, alegría y tiempo.

2.4. Y en buena compañía, mejor.

3. Fantasías sexuales, ¿Un placer prohibido?

3.1. Fantasías sexuales en compañía: jugar a pasarlo bien

3.2. ¿Todas las Fantasías son positivas?

3.3. Fantasías sexuales y miedos infundados

3.3.1. El miedo a la infidelidad. 

3.3.2. El miedo a perder el control sobre la fantasía.

3.3.3. El miedo a llevar a la práctica las Fantasías. 

3.3.4. El miedo a ofender a la pareja. 

3.3.5. El miedo a ser descubierto.

3.3.6. El miedo a la homosexualidad. 

4. ¿Cuales son las claves del éxito en la pareja ?

4.1. La comunicación

4.2. El respeto

4.3. La confianza

4.4. El futuro

4.5. Los intereses comunes

5. Los 10 mandamientos de la pareja

 

1 ¿Cómo Alimentar la Excitación Sexual en la pareja?

La falta de Excitación se traduce en el hombre en una ausencia de erección y en la mujer en una falta de lubricación. Este problema suele ser vivido muy negativamente por ambos sexos y puede desencadenar otros problemas, como es la falta de apetito sexual. En el caso de la mujer, añadir que puede llevar a relaciónes sexuales dolorosas.

 

La Excitación insuficiente puede ser un problema temporal causado por el estrés, la fatiga, los problemas emocionales, ...

 

1.1. Consejos para mejorar

 

Para las personas que sufren este problema, se recomienda que prolonguen la fase anterior al coito (“galanteo sexual”), bien con caricias o buscando situaciones variadas en la relación (por ejemplo, cambiando los lugares donde se realiza la actividad sexual), o vistiendo ropa interior provocadora, etc... Y, concretamente, en el caso de las mujeres, se recomienda el uso de lubrificantes artificiales.

 

Descubre nuevas formas de placer. El goce que produce la contemplación del cuerpo de la pareja se puede multiplicar infinitamente si se agregan caricias, besos y abrazos en el momento de la relación sexual. ¡Basta ya de sentirte reprimida/o! Es hora de dialogar con tu pareja sobre dónde y cómo te gustaría que te tocara para que ambos puedan disfrutar a plenitud y sin obstáculos del sexo.

 

Uno de los métodos para llegar al orgasmo es la estimulación erógena, y los expertos en sexología han comprobado que las áreas que provocan más excitación en la mujer son la boca, a través de los besos, ya sean suaves o apasionados; desde el nacimiento del cabello hasta la frente; las sienes, las cejas, los párpados y las mejillas. Una bomba atómica son el lóbulo de la oreja, el cuello, los senos y el área alrededor del ombligo. Y para culminar, el punto máximo femenino es el clítoris, donde la sensibilidad y el placer se unen.

 

Para el hombre, las caricias en los genitales son estímulos que provocan una excitación inmediata. Los hombros, las palmas, la espalda, el pecho y los pezones son sus otros puntos débiles en la intimidad. 

 

Con estos datos en cuenta, desde hoy comienza una nueva etapa en tu relación, y pídele a tu pareja que te ayude a localizar los rincones de sus cuerpos donde se esconde el placer. Comiencen la exploración erógena con besos en las manos y los dedos en un ambiente relajado, y extiéndanlos por todo el cuerpo. 

 

Mientras más se prolongue y se esmeren en el juego previo, mejor será el resultado final. Apresurarse y perder el tiempo quitándose la ropa

 

Se ha de tener en cuenta que el alcohol y ciertos fármacos disminuyen la apetencia sexual y la Excitación, al igual que ocurre con las comidas copiosas.

 

Si siguiendo estos consejos no se observa mejoría, puede ser conveniente la consulta de un especialista, ya que podrá analizar mas detenidamente el caso y ofrecer una ayuda mas personalizada.

 

2 ¿En que beneficia las Fantasías Sexuales?

 

Alguien dijo una vez que, cuando de verdad satisface, el sexo es como una buena comida. Requiere refinamiento para presentarlo atractivo; variedad para potenciar el apetito y evitar el aburrimiento; tranquilidad, alegría y tiempo para pasarlo bien... y si es en buena compañía pues mucho mejor. Pues bien, en todo ello es donde repercuten las Fantasías sexuales.

 

2.1. Refinamiento. 

                   La aceptación y el disfrute de las propias Fantasías otorga riqueza a la particular manera de vivir el sexo. Pequeños detalles, caricias y juegos toman vital relevancia, puliendo la sexualidad hasta volverse experto en la materia.

 

2.2. Variedad. 

                   Con las Fantasías se abre un nuevo universo de posibilidades de disfrute y satisfacción. Nuevas formas de hacer, sentir y fantasear son los mejores aliados de cara a la satisfacción sexual.

 

2.3. Tranquilidad, alegría y tiempo. 

                   Disfrutar de las propias Fantasías sexuales es aceptar el propio yo en toda su globalidad y riqueza, evitar innecesarios sentimientos de inseguridad y culpa y considerar a la sexualidad como lo que es: una maravillosa forma de disfrute, intimidad y satisfacción en todos los sentidos.

 

2.4. Y en buena compañía, mejor. 

                   Conocer las Fantasías que se tienen es conocer que es lo que gusta realmente. Por ello, las Fantasías cumplen una importante funcion de cara a la selección de una pareja con quien ser feliz y pasarlo bien.

 

3. Fantasías sexuales, ¿Un placer prohibido?

 

                   Las Fantasías y ensoñaciones sexuales se han asociado tradicionalmente a la inmoralidad, la insatisfacción, e incluso a las perversiones. Sin embargo, lejos de resultar un fiero enemigo, pueden nutrir las relaciónes sexuales de un marcado carácter juguetón y divertido, alejándolas del aburrimiento y la apatía tan comunes

 

                   Alguien dijo una vez que, cuando de verdad satisface, el sexo es como una buena comida. Requiere refinamiento para presentarlo atractivo; variedad para potenciar el apetito y evitar el aburrimiento; tranquilidad, alegría y tiempo para pasarlo bien... y si es en buena compañía pues mucho mejor.

 

3.1. Fantasías sexuales en compañía: jugar a pasarlo bien

 

                   Compartir las Fantasías sexuales con la pareja puede resultar muy gratificante y enriquecedor. Pero, desde luego, a menudo no resulta fácil. Podemos sentir vergüenza o miedo ante la posibilidad de escandalizar a quien con tanto compartimos. De todas maneras, cada persona es quien debe decidir, en función de sus circunstancias, si comparte o no sus Fantasías y hasta que punto.

 

                   De todas formas, compartir los sueños eróticos tiene notables beneficios sobre la comunicación, la intimidad, la creatividad sexual, la complicidad y la espontaneidad y el bienestar... siempre y cuando sean bien aceptados.

 

3.2. ¿Todas las Fantasías son positivas?

 

                   Es cierto que hay un grupo de Fantasías que chocan en mayor o menor medida con la particular escala de valores, produciendo ansiedad e irritabilidad. Son frecuentes las Fantasías de violación, forcejeo, incesto, etc., que en la mayor parte de los casos producen un notable malestar. Sin embargo, este malestar puede evitarse fácilmente mediante la interiorización de una sencilla forma de pensar.

 

                   Y es que fantasear con una determinada situación no conlleva necesariamente el deseo de llevarla a cabo, como en el pasado se decía. Fantasear es solo fantasear, y nada mas. Llevar a cabo la fantasía es una cosa muy diferente, por lo que no resulta necesario ni conveniente atormentarse por el tema. De hecho, en la mayoría de los casos, la fantasía, al volverse real, pierde gran parte de su poder y atractivo eróticos.

 

3.3. Fantasías sexuales y miedos infundados

 

                   Como en la mayoría de cuestiones relacionadas a las relaciónes sexuales, respecto a las Fantasías y ensoñaciones sexuales existe un complejo entramado de miedos y preocupaciones a menudo infundados. Estos son los mas comunes:

 

3.3.1. El miedo a la infidelidad. 

                   Son habituales las Fantasías de sexualidad en grupo, intercambio de parejas, infidelidad, etc. ante las que la persona puede reaccionar con sentimientos de traición y serio desagrado.

 

3.3.2. El miedo a perder el control sobre la fantasía. 

 

                   Está muy difundida la idea que el sexo domina al ser humano, que resulta una tentación demasiado fuerte para vencerla con la voluntad y la mente. La sexualidad no es un compartimiento estanco, que siga sus propias leyes y preceptos.

 

3.3.3. El miedo a llevar a la práctica las Fantasías. 

 

                   La fantasía es fantasía y nada mas. Tener una determinada fantasía y pasarlo bien con ella no supone un deseo inconsciente de llevarla a cabo. Es mas, traducidas al ámbito de lo real, muchas Fantasías pierden gran parte de su poder erótico.

 

3.3.4. El miedo a ofender a la pareja. 

 

                   Es el miedo que en mayor medida irrumpe en la vida sexual, minando la creatividad de muchas parejas. Muchas parejas, por vergüenza y por miedo a la reacción de su compañero, se hayan abocadas en una relación estática y aburrida, que no conoce la innovación, la creatividad y la complicidad desde hace años.

 

3.3.5. El miedo a ser descubierto. 

 

                   La culpabilidad sexual tiene un importante aliado: el miedo a ser descubierto. Aunque no se sea consiente de su presión y su influencia, la sociedad y la cultura son importantes conformadores de la sexualidad. De esta forma, cada sociedad posee un importante código implícito de sanciones y premios que regulan la vida privada de los individuos.

 

3.3.6. El miedo a la homosexualidad. 

 

                   Muchas estadísticas afirman que una gran parte de la población (alrededor del 60%), tanto varones como mujeres, afirman haber experimentado o experimentar con frecuencia, Fantasías sexuales de contenido homosexual. Es habitual que las Fantasías de este tipo deriven en sentimientos de culpa o fuertes miedos ante lo que todavía se considera, desgraciadamente, una desviación.

 

4. ¿Cuáles son las claves del éxito en la pareja ?

 

                   Las relaciones de pareja suelen comenzar como historias maravillosas en las que todo parece de color de rosa. Pero con el tiempo, las pequeñas dificultades diarias pueden deteriorar esa unión si no se manejan de manera adecuada.

 

4.1. La comunicación

 

                   Las personas tienen gustos y aficiones diferentes, pero estos pequeños problemas se arreglan a través de la comunicación. Si cada miembro expresa sus deseos y preocupaciones de forma abierta y honesta, muchos inconvenientes podrán ser resueltos. Para esto, es condición necesaria que ambas partes se escuchen y sean flexibles para aceptar el punto de vista del otro, que no tiene porque coincidir con el propio.

 

4.2. El respeto

 

                   El respeto ha de ser mutuo y una lección que se debe aprender y practicar día a día. Incluye aceptar tanto las peculiaridades y los defectos de la pareja, como la manera en que hace las cosas. La aceptación y el respeto empieza concediendo a la pareja comprensión, no implica estar siempre de acuerdo en todo, pero si saber comunicar los desacuerdos de forma adecuada, sin dañar los sentimientos de la otra persona.

 

4.3. La confianza

 

                   Es uno de los factores mas importantes dentro de la pareja. Llegar a un acuerdo mutuo sobre las bases que fundamentan la relación y plantear proyectos en común asienta los cimientos de la pareja.

 

4.4. El futuro

 

                   Todas las parejas al comenzar la relación, piensan en el futuro. Si se demuestra desde el principio, los planes de futuro comunes que se pueden hacer la relación mejorará, se afianzará y ello revertirá en una mejora de la propia autoestima y seguridad personal.

 

4.5. Los intereses comunes

 

                   En una pareja es importante que existan temas, aficiones, intereses que compartir; aunque siempre respetando la individualidad de cada uno. Con ello, se conseguirá un enriquecimiento mutuo que ayudará en la relación de pareja.

 

 5. LOS 10 MANDAMIENTOS DE LA PAREJA

 

Para que el día a día en una relación de pareja sea cada vez mejor se han de cuidar una serie de aspectos que hacen mas fácil la convivencia.

 

1. Aunque no comparta las opiniones de su pareja totalmente, escúchelas, respételas y no se cierre ante ellas.

 

2. Exponga sus sentimientos y quejas sin ocultarlos por agradar, ya que a la larga sería peor para ambos. La sinceridad ante todo.

 

3. Aprenda a pedir y, sobre todo, a agradecer favores a su pareja.

 

4. Cuide la relación, dando en cada momento, sin esperar nada a cambio.

 

5. Acepte y comprenda, los pequeños defectos de su pareja. Ayúdele a superarlos, teniendo en cuenta que no se puede cambiar a las personas si estas no lo desean.

 

6. Preocúpese que la otra persona se sienta querida.

 

7. En los momentos de conflictos, controle sus primeros impulsos contando hasta diez

antes de contestar de mala manera.

 

8. Nunca se descuide a si mismo. Para ser querido es importante que se sienta bien primero consigo mismo.

 

9. La herramienta de trabajo de la relación debe ser la comunicación.

 

10. Relativice, si es posible, lo negativo de la relación y saque partido a lo positivo.

Escribir comentario

Comentarios: 2

  • #1

    Sex Shop (martes, 03 julio 2012 23:07)

    Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

  • #2

    Sex Shop (martes, 09 octubre 2012 15:27)

    Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

  • loading

Comparte esta entrada: