Los riesgos de usar ropa ajustada y sus molestias

La ropa ajustada y elaborada con telas gruesas y pesadas como el yin, perjudica la circulación y causa dolor.

 

Prevenga el uso de pantalones de tela gruesa y apretados, porque puede ser un factor de problemas de infertilidad.

 

Son atractivos, lucen espectaculares, pero dificultan la circulación sanguínea.

 

Los tacones altos agravian el problema. ¡Atención! las medias de nailon dificultan la circulación y favorecen la aparición de várices.

 

A la hora de elegir qué ponernos, las mujeres específicamente, optamos por lo que esté a la moda, se amolde a nuestro cuerpo y, de ser posible, corrija o disimule las imperfecciones; pero esa elección debería ir más allá de lo estético, pues existen prendas que pueden perjudicar la salud.

 

Aquellos lindos yines ceñidos al cuerpo y tan sexis, así como la ropa interior, fajas y medias de nailon son los acusados. Se los responsabiliza de fomentar la aparición de várices, celulitis, dolores de espalda, dificultad para respirar e incluso, interferir en el bienestar sexual.

 

Afecciones ginecológicas.

Con toda seguridad que usted también posee un pantalón de mezclilla, de esos bien ajustados que comprimen a más no poder la figura para formar cintura y un buen derriere. Sea o no strech, el modelo ideal se ajusta a la perfección a su cuerpo, como si estuviera pintado en él. Una vanidad que podría dejarle un sabor amargo ya que este tipo de prendas puede provocar afecciones ginecológicas a nivel de la vagina.

 

La ropa apretada que se lleva por muchas horas en el día (entre 10 y 16) y confeccionada en un material pesado, impide una adecuada oxigenación de los tejidos del organismo, situación que se acentúa en un clima caluroso como el nuestro donde las altas temperaturas contribuyen a aumentar aún más la humedad en dicha zona haciéndola vulnerable al desarrollo de agentes patógenos, explica el doctor Medardo Blum, jefe del área de Docencia de la Clínica Kennedy.

 

En ese ambiente húmedo, dice el especialista, es común la presencia de hongos, responsables de la irritación de la vagina y vulva (área alrededor de la abertura de la vagina) haciendo que la mujer experimente escozor, cambios de color en la secreción, y que esta pase de una consistencia mucosa a otra blanquecina y grumosa (parecida a la leche o yogur cortado).

 

Los varones que sean pareja de mujeres que padecen una infección de este tipo no suelen tener síntomas, pero en algunos de ellos puede quedar hospedado el parásito en el surco del glande (pene) y desarrollar una especie de sarpullido y escozor. De allí que en estos casos lo mejor es realizar el tratamiento médico a la pareja.

 

Según la doctora Maritza Terreros, experta en salud sexual y reproductiva, el no atender a tiempo este tipo de infecciones puede dar lugar a la intromisión de hongos y bacterias que al ascender hacia las trompas del útero, produzcan su oclusión, comprometiendo así no solo la fertilidad femenina, sino la relación sexual.

 

Los labios vaginales también se ven perjudicados: inflamación o edemas son las manifestaciones más comunes, provocadas por la presión que ejercen sobre los genitales, yines, fajas o lencería muy ajustadas como los 'sexi' biquinis o tangas que se usan en la intimidad y fuera de ella.

 

Para el doctor César Merino, urólogo-sexólogo, el uso de este tipo de ropa puede ser el detonante para la aparición, incluso de una cistitis, dificultando la micción en las féminas.

 

Problemas circulatorios y várices.

Los problemas circulatorios también se intensifican. La ropa apretada puede dificultar el retorno de la sangre venosa, que pasa mucho tiempo en los miembros inferiores. La vestimenta genera presión a lo largo de las piernas y de la región abdominal dificultando el riego sanguíneo, lo cual puede derivar en la inflamación de las paredes venosas (flebitis) y la formación de coágulos (trombosis), al punto de provocar infartos pulmonares, explica el doctor Ernesto Intriago Giler, flebólogo linfólogo, experto en cirugía de várices.

 

En sus inicios la compresión puede manifestarse con un edema o hinchazón, y evolucionar en algo mayor: las venas superficiales se dilatarán hasta romperse, manchar la piel y dejarla de un pigmento oscuro.

 

Dermatitis y hongos.

La piel también se vuelve vulnerable con el uso de fajas, sostenes y ropa muy ceñida al cuerpo. La calidad de la tela con que se confecciona la prenda: ya sea randa, licras o el uso de colorantes pueden ocasionar un daño cutáneo. Las fajas muy apretadas y usadas en tallas menores a las recomendadas pueden obstaculizar el flujo sanguíneo y formar áreas de alta presión, lo cual se manifiesta con enrojecimiento e hinchazón. Cuidado con aquellas que llevan broche en el área genital porque lesionan esta zona, explica la dermatóloga Virginia Miranda.

 

La especialista alerta a tener cuidado con el uso de sostenes con varillas o con randa que pueden comprimir la glándula mamaria y provocar con el roce microhemorragias (pequeños puntos de sangre) así como una dermatitis de contacto (erupciones que pican, y que desaparecen con el uso de cremas y evitando el uso del objeto que las provocó). Se recomienda no comprar fajas al azar sino las de tipo anatómico.

 

Pero aún hay más. El traumatólogo Fabricio Ponce manifiesta que existe una patología denominada Meralgia del femorocutáneo, causada por yines, fajas o cinturones apretados. Se trata de una compresión que se realiza a nivel de la cresta iliaca donde sale el nervio femorocutáneo y produce dolor en la ingle o zona púbica y en la cara externa del muslo. Esto se debe a la flexión que hace el muslo con la ropa apretada.

 

¿Y en ellos?

En los hombres los modelos apretados también son perjudiciales. Los órganos sexuales masculinos están expuestos y la bolsa escrotal está diseñada justamente para mantener a las gónadas o testículos a una temperatura fresca, obiamente si el uso del yin es diario, por largas horas y apretado, los testículos pueden verse afectados por la presión y el calor aumentado en dicha área, señala el doctor César Merino.

 

En cuanto a problemas de fertilidad, los testículos al estar encerrados en un medio húmedo y comprimido pierden la temperatura adecuada, y con el tiempo puede disminuir la capacidad del espermatozoide para fecundar el óvulo y producir el embarazo. Es decir que puede traer problemas de infertilidad, pero no de virilidad, aclara el doctor Blum.

 

En los varones el uso de medias muy apretadas, así como de ropas con texturas engomadas o sintéticas (que utilizan los deportistas o aficionados al ejercicio) pueden también ocasionar eccema irritativo.

 

Tenga presente que la ropa ajustada es aquella que impide realizar movimientos de forma natural y que, tras haberla llevado unas cuantas horas, deja marcas en la piel.

 

Los yines o las prendas ceñidas se deben lucir solo ocasionalmente, lo mejor es optar por un vestuario saludable: amplio, suave y ventilado.

 

Qué hacer?

Evite las prendas de nailon o sintéticas, el algodón es lo más recomendable, ya que este absorbe la humedad y permite que circule el aire.

 

Se sugiere no aplicarse duchas vaginales porque estas aumentan el riesgo de que la infección se extienda hasta el útero o las trompas de falopio, evitar el uso de toallas sanitarias, solo en casos prescritos por el especialista y mucho menos las que tienen olor.

 

Lo que sí debe hacer es asearse el área genital con jabón neutro, no utilizar talcos vaginales o desodorantes en aerosol.

 

Si presenta ardor al orinar o nota un cambio en el color u olor del flujo vaginal, o presenta inflamación en los labios mayores o menores, acuda a un especialista.

 

Lo mismo debe hacer si tiene comezón en el área perineal, adentro o alrededor de la vagina, además de sentir dolor en la actividad sexual y advertir otros síntomas asociados.

 

Y si piensa que estos cuidados debe observarlos solo en esta época de calor, se equivoca, todo el año es un riesgo para la persona que adquiere ropa interior no adecuada o que la usa demasiado ajustada.

 

Si bien la ropa interior puede ser un atractivo para la intimidad, para el uso diario utilice otros modelos.

 

En ellos también es perjudicial.

Por eso es preferible vestir a los niños con ropa holgada de tejidos frescos, evitar la indumentaria muy ajustada al cuerpo ya que puede traer las mismas consecuencias que para un adulto. Hay que recordar que las niñas juegan, sudan y se olvidan de cambiar sus prendas íntimas, enfatiza la doctora Maritza Terreros.

 

Artículos como este y otros de interés puedes leer en mi blog, por eso es que:

Te invito para que me oigan en Norbeyoradio, de lunes a viernes a las 10 a 12 a.m. (Acuarela cultural y Coptelera musical). de 7 a 9 p.m. (románticas de la noche). sábados de 8 a 10 a.m. y los domingos de 6 a 8 a.m.. (variedades musicoculturales).. Sábados domingos y feriados, De una a tres vallenatiando. Programación variada para que la pase chebre.

 

Puede oírme en el tapìn radio sección Colombia y con la letra N encuentra norbeyoradio, o dando enter o clic en el siguiente enlace: www.norbeyoradio.blogspot.com

 

Escribir comentario

Comentarios: 1

  • #1

    Sex Shop (martes, 30 octubre 2012 15:15)

    Muy buenooooo!!!!!!!!!!!!

  • loading

Comparte esta entrada: